España cierra la puerta a Hollywood

Tom Cruise podría haber protagonizado 'Misión: Imposible 5' en Canarias. No ocurrirá. 'Piratas del Caribe' podría haberse rodado en España. No pasó. Ni tampoco se filmó en la Península 'After Earth', con Will Smith, o la recientemente estrenada 'Pompeya'. Y probablemente tras el anuncio anteayer de la nueva reforma fiscal con la exigua subida de las exenciones para el cine y los nuevos límites de esas desgravaciones tampoco se ruede 'Guerra mundial Z 2', tal y como se habían planteado su director, Juan Antonio Bayona, y su productora, Belén Atienza, de Apaches Entertainment, “Los estadounidenses nos han enviado un listado de estupendas localizaciones para su rodaje… y al lado de cada lugar la exención fiscal prevista”, cuenta Atienza. “Así es imposible atraer a España rodajes grandes”. Y cada vez habrá menos.

En el anteproyecto de la reforma fiscal, que inicia ahora su tramitación —algunos productores esperan que se pueda negociar y cambiar los porcentajes—, se desgrana que las inversiones en producciones españolas de cine tendrán derecho a una deducción del 20% hasta el primer millón de euros, y de un 18% (la cifra que se aplica ahora) a partir de ese millón. Es uno de los porcentajes más bajos de Europa y del mundo. Aunque el titular del Ministerio de Hacienda, Cristóbal Montoro, calificó esta reforma el lunes de “apuesta decidida” por la Cultura.

“¿Sabes que ocurrirá? Que las grandes producciones españolas, incluso series de televisión, como ya ha pasado con la serie 'Alatriste', se irán a otros países con mejores condiciones fiscales a filmar”, asegura Adrián Guerra, de Nostromo Pictures, el productor de, por ejemplo, 'Enterrado' y 'Luces rojas', de Rodrigo Cortés, o 'Gran piano', de Eugenio Mira, todas en inglés. “Ya no albergaremos rodajes como el de 'The gunman', con Sean Penn, Idris Elba y Javier Bardem”, continúa Guerra. Este thriller, filmado el año pasado en Barcelona, dejó en esa ciudad 30 millones de euros y a las arcas del Estado cinco millones en impuestos. Se calcula que 'Misión: Imposible 5' podría haber invertido en España bastantes de sus 200 millones de euros de presupuesto. Las condiciones que propone el Ministerio de Hacienda para el 1 de enero de 2015 espantarán seguramente esas producciones.

desgravaciones

Hasta el domingo por la noche los productores esperaban que esa cantidad fuera del 30%, “lo que nos permitiría ser competitivos”, cuenta Atienza. Más aún, el importe máximo de esa devolución será de tres millones, con lo que las grandes producciones recibirán lo mismo que una película de unos 15 millones de euros, y “a una The gunman no le interesará Cataluña”, comenta Guerra, que trabajó en ese filme. Adiós a Hollywood.

En los últimos años, España ha perdido ocho de cada diez rodajes internacionales que se han planteado filmar aquí, según la Spanish Film Commission. El motivo: las cuentas económicas. “Cualquier producción hollywoodiense de más de 100 millones de dólares se plantea venir a España. Porque aquí hay grandes talentos, excelentes técnicos, paisajes muy variados en muy poca distancia, clima benigno… Pero todo se olvida por las exenciones”, cuenta Guerra. “Y ni siquiera Canarias, con su 38%, o las próximas Ley de Cine de Andalucía y Ley del Mecenazgo de Navarra, con estupendas condiciones para sus cotizantes, cerrarán la sangría, porque por mucho porcentaje que den no podrán superar el retorno máximo de esos tres millones”. Más aún. El anteproyecto agiliza las gestiones con las producciones extranjeras con la desaparición de la anteriormente necesaria figura de coproductor financiero español que obligaba a una AIE (Agrupación de Interés Económico). Ahora tendrán acceso directo a esas exenciones... pero con un porcentaje del 15% y un máximo de 2,5 millones de euros. Atienza insiste: “No estamos hablando de regalos. Hablamos de dinero que podría invertirse en España a cambio de devolver parte. En el resto de Europa, hay porcentajes mayores. Y en otros países como Canadá, la cantidad se incrementa si inviertes por ejemplo en empresas de efectos digitales. En España, de cero solo saldrá cero”.

Una gran producción deja dinero en sueldos, impuestos, hoteles... Durante el rodaje en Almería de 'Éxodo', Ridley Scott cenaba varias noches en una terraza del hotel Catedral... y el restaurante se llenaba a su alrededor. Son ingresos extras que no llegarán.

Lo peor, apuntan Atienza y Guerra, es la “terrible imagen de cara al exterior”. En Los Ángeles, la pasada semana, según un cineasta español afincado allí, hubo cierto runrún en la industria por si la exención llegaba al anunciado 30%. De repente, interesaba venir a España. “He recibido llamadas en las que productores anglosajones me han parado los proyectos porque dicen que no pueden fiarse del Gobierno español, ya que contaban con un 25-30% de incentivo [el 30% fue la cifra pactada en la Comisión Mixta formada por el Gobierno y agentes del sector]”, cuenta el productor canario, “y yo mismo me estoy planteando rodar aquí dos películas que ya tengo financiadas”. El próximo cine español puede que acabe rodándose fuera de España.