Más películas y menos satisfacciones para el cine español

Ni el éxito de 'Ocho apellidos catalanes', ni el significativo incremento de las películas estrenadas en sala le han bastado al cine español. Así que 2015 deja un balance agridulce para la industria. Por un lado, ha logrado unos cuantos taquillazos. También ha llevado a la gran pantalla unos 70 filmes más que el año anterior, hasta 188, la cifra más alta del último lustro (de los que, curiosamente, la mitad han sido documentales). Queda patente, sin embargo, que las alegrías repartidas entre unos pocos no alcanzan para levantar el sector. Tal y como demuestra el Anuario del cine español 2015 presentado este jueves, y apoyado por el Ministerio de Cultura, la industria no ha consolidado la buena racha de 2014. Pierde en cuota de mercado (20,8 % frente al récord del 24,05 % de 2014), y también en recaudación (110 millones, es decir unos 14,7 menos que en 2014). Eso sí, a pesar de la tendencia a la baja, se trata del segundo mejor resultado en los últimos cinco años.

En 2015 se estrenaron 188 largos, la cifra más alta en un lustro, según el Anuario
Ocho de las diez películas más taquilleras están financiadas por una televisión

Otro dato significativo que refleja el panorama del sector y que no remonta año tras año es el abismo que existe entre las películas más taquilleras con respecto al resto. Solo 44 títulos superaron los 100.000 euros de recaudación y 15 sobrepasaron el millón. En cambio, de las 144 producciones restantes, 121 no alcanzaron ni los 10.000 euros de ingresos, y 50 apenas llegaron a los 1.000. Al fin y al cabo, la media de asistencia a las salas es de 1,8 películas al año por cada español, según datos oficiales, y unos pocos filmes se suelen llevar la gran mayoría de los espectadores.

Fernando Labrada, presidente de Media Research & Consultancy (MRC), la consultora responsable, junto a Barlovento Comunicación, del estudio, subrayó en la presentación la importancia de la financiación privada en esta coyuntura, a falta de ayudas públicas, en constante descenso durante varios años. "El acceso al capital privado es clave para solucionar y compensar esta caída", apunta. Ocho de las películas del top ten de las más vistas, por ejemplo, han recibido apoyo de las cadenas de televisión. Resultado que, para Labrada, "señala que las nuevas herramientas se están generalizando". "Confiamos en que se extienda a la mayoría de la industria", agregó.

En el ránking de recaudación, la segunda parte de 'Ocho apellidos vascos' se lleva el premio gordo con mucha diferencia, superando los 32 millones de euros. 'Atrapa la bandera' ocupa el segundo lugar con 11 millones, seguida muy de cerca de 'Perdiendo el norte' (unos 10,3 millones de ingresos). Amenábar con 'Regresión' y 'Ahora o nunca' se sitúan en el cuarto y el quinto puesto, ambas en torno a los ocho millones de euros. Completan la clasificación títulos tan variopintos como 'Palmeras en la nieve', 'Tomorrowland:el mundo del mañana', 'El desconocido' (la única ópera prima de las 10), 'Truman y Anacleto:Agente Secreto'.

En cuanto a géneros, el documental es el rey respecto a la representación en las salas. 75 de los 188 títulos estrenados pertenecen a este género, que incrementa su producción exponencialmente. El año pasado solo llegaron a los cines 26 documentales. Sin embargo, este aumento no se traduce en unos buenos resultados en taquilla. Es, de hecho, el género con peores cifras: mientras que la comedia, con 37 películas, se hizo con 64 millones de euros, los 75 documentales consiguieron, entre todos, poco más de 205.000, una media de 2.700 por filme. Como análisis, no obstante, el informe matiza esta cuestión y apunta que determinados géneros y temáticas tienen su vida de exhibición fuera de las salas cinematográficas tradicionales.