Por qué se suicidó realmente Robin Williams

"Se estaba desintegrando ante mis ojos". La primera entrevista de Susan Williams, viuda del fallecido Robin Williams, ha dejado helado a Hollywood, a Estados Unidos y al mundo entero.Tras más de un año de silencio, la mujer del malogrado actor ha concedido una entrevista a Good Morning America, uno de los programas estrella de ABC, y ha dejado a todo el mundo con la boca abierta. Con lágrimas en los ojos en todo momento, la entrevista es de las que te deja con un nudo en la garganta.

El motivo no ha sido otro que la confesión de que su marido tenía Parkinson, además de síntomas de una enfermedad degenerativa conocida como demencia con cuerpos de Lewy (DCL). Se trata de una dolencia neurodegenerativa, relacionada con el alzhéimer que provoca depósitos anormales de proteínas que afectan al normal funcionamiento del cerebro.

Tres años más, como mucho

"Con suerte habría vivido tres años más. Habrían sido años complicados y, seguramente, tendría que haber sido recluido, comentó Susan Williams en un desgarrador testimonio.

Ante tal revelación, el sucidio de Robin Williams, quien se quitó la vida con 63 años, en agosto de 2014, cobra un nuevo sentido. Y es que eran muchos los que no entendían qué le había pasado al actor para tomar tal decisión.

Es más, Susan Williams asegura en la entrevista que el actor estaba "completamente limpio y sobrio", aunque ha matizado que llevaba tiempo luchando contra la depresión y la ansiedad que le provocaban los síntomas de sus enfermerdades. Síntomas que no tuvo reparos en recordar a los millones de personas que han visto la entrevista. Pérdida de facultades psicomotrices, caídas, pérdida de la capacidad de habla, rigidez...

"Por momentos estaba completamente lúcido pero, cinco minutos más tarde, comezaba a decir incoherencias. Era el hombre más valiente que he conocido nunca pero el mes previo a su muerte no pudo más. Estaba roto y no le culpo. No fue la depresión la que lo mató, la depresión era uno de los 50 síntomas que tenía y no era el peor.

Susan recordó como una vez, al ir a cerrar una puerta, calculó mal y acabó con la cabeza llena de sangre e incapaz de contar lo que había pasado. Por desgracia, el equipo médico no pudo saber qué le pasaba hasta que le realizaron la autopsia. Demasiado tarde.

Buenas noches, mi amor

Susan Williams también habló del momento en que Robin Williams se quitó la vida. Y lo hizo de forma clara, sin culpar a su marido. "Simplemente estaba diciendo no y no le culpo lo más mínimo". Es decir, la viuda no guarda rencor alguno a su marido, todo lo contrario, le respeta y toma la decisión que tomó como un acto de amor propio y hacia los suyos ante lo que se avecinaba. De hecho, Susan también reveló cuáles fueron las últimas palabras que el actor le dijo: Buenas noches, mi amor, fueron sus últimas palabras. "Yo estaba en la cama y Robin vino a la habitación un par de veces, me dijo buenas noches, mi amor, y se fue con su iPad. Parecía que tenía algo que hacer y pensé que eso era bueno y que estaba mejorando. Lo cierto es que esa frase fue su última despedida".