Hallan muerto a José Conde tras un mes desaparecido

 

Antiguo modelo, Conde paseó su imponente voz y su seductora sonrisa por infinidad de películas y series de televisión españolas, así como por varias obras de teatro. En televisión pudimos verle en “Canguros”, “Blasco Ibáñez”, “El comisario”, “Aquí no hay quien viva”, “Amar en tiempos revueltos”, “Hospital Central”, “Sin tetas no hay paraíso”, “Médico de familia” o “Calle Nueva”, estas dos últimas de enorme éxito, haciendo su rostro conocido para el público. Y también hizo sus apariciones en películas como “Malena es un nombre de tango” (Gerardo Herrero, 1996), “Las ratas” (Antonio Giménez Rico, 1998) o "La conjura del Escorial" (Antonio del Real, 2008).

El domingo fue incinerado el cuerpo de uno de esos eternos secundarios de nuestro país, un intérprete de gran talento que nos ha dejado a los 56 años.