Ya te llamaremos, de Maite Buenafuente

Dice Maite Buenafuente a propósito de la palabra "casting" que está mal elegida, que en nuestro idioma se asimila a sufrimiento: casting, castigo. Y que no hay nada más lejos de la realidad. «A mi modo de ver —dice Maite Buenafuente— es una magnífica oportunidad que te brinda este maravilloso mundo de la interpretación para que puedas disfrutar de tu talento artístico al máximo, tanto si resultas seleccionado como si no.»

En su primer libro "Ya te llamaremos", nos ofrece un curso intensivo del que pueden sacar partido tanto quienes quieren dedicarse a la interpretación como aquellos que no tienen aspiraciones artísticas. En definitiva, un casting no deja de ser una entrevista de trabajo. Buenafuente (que, lo recuerda en el prólogo Berto Romero, "lleva toda la vida en esa trinchera") nos explica que un casting empieza mucho antes de que, hecho un saco de nervios, el aspirante se siente en una sala de espera, llena de competidores que le miran de reojo analizando si están mejor preparados que él; y reinterpreta la palabra "casting": (C)ontagiar al director con tu entusiasmo; (A)dmirarte de lo que eres capaz. (S)onreír a la confianza; (T)emblar de emoción positiva; (I)maginar que el mundo es tuyo; (N)egociar con tus nervios, darles una tregua; (G)ozar de un momento único e irrepetible.

mamet

Maite Buenafuente es actriz y cofundadora de EL TERRAT, donde trabaja como responsable de la dirección de castings. Desde hace años compagina esta actividad con la docencia, se dedica a la formación de actores, a los que prepara desde sus inicios para afrontar sus primeras pruebas y encarar su carrera, y a los que entrena en diferentes disciplinas referentes al mundo de la interpretación ante la cámara, tanto en cine como en television. Actualmente imparte clases en Eolia, Escuela Superior de Arte Dramático de Barcelona, donde coordina el equipo de profesores del área del actor frente a la cámara.