Groucho y yo, de Groucho Marx

Groucho y su yo, fundidos en uno solo, escribieron un libro que sólo puede describirse como... indescriptible. Será inevitable, si quieres saber quiénes y cómo son Groucho y el yo-de-Groucho, que leas estas memorias tan particulares, porque nosotros sólo podemos adelantar que, aunque uno y otro sean tan similares, también son, paradójicamente, muy distintos.En tanto que Groucho, ese incómodo insumiso, entrometido, criticón e insolente mujeriego, dinamita la sociedad, siembra el absurdo y el desconcierto por doquier y no comprende cómo alguien puede pertenecer a un club del que él sea socio, el yo-de-Groucho no piensa sino en medrar y enriquecerse en esa misma sociedad que dice despreciar y se arrima a cualquiera con tal de que le introduzca en el club más selecto. Pero lo cierto es que los dos gozan por igual del don privilegiado de hacernos morir de risa…

grouchoJulius Henry Marx "Groucho" nació en Yorkville (Nueva York) allá por el cambio de siglo. Además de cuatro hermanos, Chico, Harpo, Gummo y Zeppo, tuvo una madre que hizo de todo para darles de comer y un padre sastre que fue una calamidad. Tras sus inicios en números cómicos de circo y music-hall, la troupe de los Marx se hizo famosa en películas como "Los cuatro cocos", "Sopa de ganso", "Un día en las carreras", "Los hermanos Marx en el Oeste" o "Una noche en Casablanca", comedias disparatadas que pueden verse, año tras año, sin que el espectador agote su capacidad de asombro e hilaridad y que confirman a Groucho como uno de los cómicos más geniales del cine.