Anthony LaPaglia en Inside the Actors Studio

A pesar de haber pasado los primeros 25 años de su vida en Adelaida, Australia, Anthony LaPaglia es más conocido en NY como actor ítaloamericano. Ser actor no formaba parte de los planes originales de laPlagia, ya que en principio viajó a USA para trabajar como profesor.

Pero la suerte estaba de su lado y consiguió un pequeño trabajo Cold Steel (1987), un drama del detective del bajo-presupuesto. LaPaglia comenzó a actuar en el teatro y la televisión en su tiempo libre -- uno de sus trabajos mas notables fue en 1988 como Nitti Franco en la película The Enforcer .Y se consolidó como un actor ,antes de 1989, cuando actuó en la película Esclavos de Nueva York.

Pero fue en 1990, sin embargo, cuando ganó el reconocimiento de la crítica por su papel como gángster excesivamente cortés en “la boda de Betsy”.

LaPaglia continuó construyendo su carrera a principios de los 90 con papeles que en su mayoría pasaban por amables policías o gángsteres de buen corazón. Estuvo encantado al tener la oportunidad de poder trabajar con una gran cantidad de actores y actrices conocidos al comienzo de su carrera profesional. Entre esos actores estaba Alan Alda en “la boda de Betsy”, Michael Keaton en “Un buen Policía” (1991), y Nathan Lane, Sharon Stone, y Kevin Bacon en “He Said, She Said”.

Más adelante en 1992, LaPaglia encontró su primer papel principal como gángster en la película “29th Street” . Aunque la película no tuvo mucho éxito, impresionó al público con la intensidad de su personaje. Hizo un papel más serio junto a Susan Sarandon en “El cliente” (1994).

El actor cambió su registro en sus siguientes películas; “Mixed Nuts” (1994) interpretó a un Papá Noel desilusionado, mientras que en “Empire Records” (1995) lo veíamos como un encargado de almacén sin suerte, y en “Australian-helmed Brilliant Lies” (1996) fue el acusado en un caso de acoso sexual.

A pesar de realizar algunas películas mediocres entre 1995 y el 2000, LaPaglia continuó ganando la aclamación de la crítica por muchos de sus papeles. Afortunadamente para él, el 2000 y 2001 fueron años excelentes para su carrera, pues durante este período hizo de hombre de negocios rico en “la casa del Mirth” y de policía adúltero en “Lantana”.

Además de recibir éxito internacional por “Lantana Anthony” ganó el premio al mejor actor a manos del Australian Film Institute. Al mismo tiempo, él conseguía papeles importantes en televisión como su papel de jefe de la unidad de desaparecidos del FBI en la serie de la CBS “Sin Rastro” o su papel como Simon, en Frasier, una actuación que le valió un premio Emmy en 2002.

Anthony LaPaglia en Inside the Actors Studio

Warning: file_get_contents(http://vimeo.com/api/v2/video/16006020.php): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/clande8/public_html/templates/clandestino/html/layouts/joomla/content/video_play.php on line 126
Watch the video

Anthony LaPaglia en Inside the Actors Studio

A pesar de haber pasado los primeros 25 años de su vida en Adelaida, Australia, Anthony LaPaglia es más conocido en NY como actor ítaloamericano. Ser actor no formaba parte de los planes originales de laPlagia, ya que en principio viajó a USA para trabajar como profesor.

Pero la suerte estaba de su lado y consiguió un pequeño trabajo Cold Steel (1987), un drama del detective del bajo-presupuesto. LaPaglia comenzó a actuar en el teatro y la televisión en su tiempo libre -- uno de sus trabajos mas notables fue en 1988 como Nitti Franco en la película The Enforcer .Y se consolidó como un actor ,antes de 1989, cuando actuó en la película Esclavos de Nueva York.

Pero fue en 1990, sin embargo, cuando ganó el reconocimiento de la crítica por su papel como gángster excesivamente cortés en “la boda de Betsy”.

LaPaglia continuó construyendo su carrera a principios de los 90 con papeles que en su mayoría pasaban por amables policías o gángsteres de buen corazón. Estuvo encantado al tener la oportunidad de poder trabajar con una gran cantidad de actores y actrices conocidos al comienzo de su carrera profesional. Entre esos actores estaba Alan Alda en “la boda de Betsy”, Michael Keaton en “Un buen Policía” (1991), y Nathan Lane, Sharon Stone, y Kevin Bacon en “He Said, She Said”.

Más adelante en 1992, LaPaglia encontró su primer papel principal como gángster en la película “29th Street” . Aunque la película no tuvo mucho éxito, impresionó al público con la intensidad de su personaje. Hizo un papel más serio junto a Susan Sarandon en “El cliente” (1994).

El actor cambió su registro en sus siguientes películas; “Mixed Nuts” (1994) interpretó a un Papá Noel desilusionado, mientras que en “Empire Records” (1995) lo veíamos como un encargado de almacén sin suerte, y en “Australian-helmed Brilliant Lies” (1996) fue el acusado en un caso de acoso sexual.

A pesar de realizar algunas películas mediocres entre 1995 y el 2000, LaPaglia continuó ganando la aclamación de la crítica por muchos de sus papeles. Afortunadamente para él, el 2000 y 2001 fueron años excelentes para su carrera, pues durante este período hizo de hombre de negocios rico en “la casa del Mirth” y de policía adúltero en “Lantana”.

Además de recibir éxito internacional por “Lantana Anthony” ganó el premio al mejor actor a manos del Australian Film Institute. Al mismo tiempo, él conseguía papeles importantes en televisión como su papel de jefe de la unidad de desaparecidos del FBI en la serie de la CBS “Sin Rastro” o su papel como Simon, en Frasier, una actuación que le valió un premio Emmy en 2002.