Daniel Radcliffe en Inside the Actors Studio

Radcliffe expresó su deseo de actuar a la edad de cinco años; sin embargo, su carrera profesional no comenzó hasta cinco años después, aunque ya había actuado en algunas obras escolares y solía representar escenas de las películas de James Bond. A los 9 años le llegó la oportunidad de encauzar su vocación por las artes dramáticas ya que un agente de casting amigo de su familia sugirió que audicionara para un papel en televisión; Daniel, con el permiso de sus padres, decidió asumir el reto ya que no era un estudiante destacado ni estaba demasiado interesado en la escuela.

Tras cinco audiciones consiguió el papel y en diciembre de 1999 hizo su debut en el telefilme David Copperfield para la cadena televisiva BBC; allí, Radcliffe dio vida al protagonista en su etapa infantil. La película –dividida en dos partes– contó con la participación de Maggie Smith e Imelda Staunton, conocidas intérpretes británicas con las cuales luego trabajaría en la saga Harry Potter. La productora del proyecto, Kate Harwood, declaró sentirse sorprendida porque el joven actor poseía «una particular naturalidad e inocencia. La cámara lo adora».

Daniel Radcliffe en Inside the Actors Studio

Warning: file_get_contents(http://vimeo.com/api/v2/video/15558704.php): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/clande8/public_html/templates/clandestino/html/layouts/joomla/content/video_play.php on line 126
Watch the video

Daniel Radcliffe en Inside the Actors Studio

Radcliffe expresó su deseo de actuar a la edad de cinco años; sin embargo, su carrera profesional no comenzó hasta cinco años después, aunque ya había actuado en algunas obras escolares y solía representar escenas de las películas de James Bond. A los 9 años le llegó la oportunidad de encauzar su vocación por las artes dramáticas ya que un agente de casting amigo de su familia sugirió que audicionara para un papel en televisión; Daniel, con el permiso de sus padres, decidió asumir el reto ya que no era un estudiante destacado ni estaba demasiado interesado en la escuela.

Tras cinco audiciones consiguió el papel y en diciembre de 1999 hizo su debut en el telefilme David Copperfield para la cadena televisiva BBC; allí, Radcliffe dio vida al protagonista en su etapa infantil. La película –dividida en dos partes– contó con la participación de Maggie Smith e Imelda Staunton, conocidas intérpretes británicas con las cuales luego trabajaría en la saga Harry Potter. La productora del proyecto, Kate Harwood, declaró sentirse sorprendida porque el joven actor poseía «una particular naturalidad e inocencia. La cámara lo adora».