Hilary Swank en Inside the Actors Studio

Hilary Ann Swank fue descubierta de niña por un productor que se hizo cargo de su carrera infantil. A partir de entonces apareció regularmente en obras de los teatros de su ciudad y de su colegio. También fue una gran deportista que compitió en las Olimpiadas Junior en natación y que alcanzó el quinto puesto como mejor atleta juvenil en el estado de Nebraska. A los 16 años y tras el divorcio de sus padres, Swank se trasladó con su madre a Los Ángeles (California), donde ingresó en la Universidad de Los Ángeles, estudió Artes Dramáticas y comenzó a actuar en el teatro ya con carácter profesional.

Su buena preparación física le resultó útil en su segunda película, más importante que la primera, que fue una secuela de Karate Kid. Fue elegida entre centenares de candidatas y se convirtió en una actriz popular. Desde entonces recibió numerosas ofertas, y algunas de sus películas obtuvieron un éxito importante. Por Boys Don't Cry, en la que interpreta a una joven que quiere ser un chico pues en su interior se siente como tal, recibió en 1999 el Óscar a la mejor actriz protagonista.1 Para este papel sacrificó su cabellera (se rapó la cabeza) y vivió durante un mes como un chico para acostumbrarse al papel, haciéndose pasar por su propio hermano. La directora del film, Kimberly Pierce, puso este "requisito" a Hilary para conseguir el papel. Su interpretación de Brandon Teena (Tina Brandon) es sobrecogedora y brillante. Tras interpretar su papel en Boys Don't Cry, Hilary Swank sufrió un periodo de crisis de identidad: «En los días libres de rodaje, llegaba a casa y me ponía faldas y maquillaje..., pero al mirarme al espejo solo veía a un ser andrógino», dijo la actriz una vez superado el trance.

Después de este papel, no le llegaron ofertas de buena calidad y su frustración estuvo a punto de provocar una precoz y forzada retirada. Por suerte, Clint Eastwood la llamó para que interpretara el papel de Maggie Fitzgerald en Million Dollar Baby. En este filme Swank realiza un gran trabajo, por el cual volvió a ganar el Óscar a la mejor actriz principal.2

Hilary se casó el 27 de septiembre de 1997 con Chad Lowe (hermano menor de Rob Lowe). Sin embargo, el lunes 9 de enero de 2006, la pareja anunciaba su separación, tras más de 8 años de casados.

Con 38 años de edad, Swank ya posee dos premios Oscar y una prometedora carrera por delante. Sus últimos trabajos han sido The Black Dahlia, de Brian de Palma, The Reaping, de Stephen Hopkins y Freedom Writers.

Hilary Swank en Inside the Actors Studio

Warning: file_get_contents(http://vimeo.com/api/v2/video/61115072.php): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/clande8/public_html/templates/clandestino/html/layouts/joomla/content/video_play.php on line 126
Watch the video

Hilary Swank en Inside the Actors Studio

Hilary Ann Swank fue descubierta de niña por un productor que se hizo cargo de su carrera infantil. A partir de entonces apareció regularmente en obras de los teatros de su ciudad y de su colegio. También fue una gran deportista que compitió en las Olimpiadas Junior en natación y que alcanzó el quinto puesto como mejor atleta juvenil en el estado de Nebraska. A los 16 años y tras el divorcio de sus padres, Swank se trasladó con su madre a Los Ángeles (California), donde ingresó en la Universidad de Los Ángeles, estudió Artes Dramáticas y comenzó a actuar en el teatro ya con carácter profesional.

Su buena preparación física le resultó útil en su segunda película, más importante que la primera, que fue una secuela de Karate Kid. Fue elegida entre centenares de candidatas y se convirtió en una actriz popular. Desde entonces recibió numerosas ofertas, y algunas de sus películas obtuvieron un éxito importante. Por Boys Don't Cry, en la que interpreta a una joven que quiere ser un chico pues en su interior se siente como tal, recibió en 1999 el Óscar a la mejor actriz protagonista.1 Para este papel sacrificó su cabellera (se rapó la cabeza) y vivió durante un mes como un chico para acostumbrarse al papel, haciéndose pasar por su propio hermano. La directora del film, Kimberly Pierce, puso este "requisito" a Hilary para conseguir el papel. Su interpretación de Brandon Teena (Tina Brandon) es sobrecogedora y brillante. Tras interpretar su papel en Boys Don't Cry, Hilary Swank sufrió un periodo de crisis de identidad: «En los días libres de rodaje, llegaba a casa y me ponía faldas y maquillaje..., pero al mirarme al espejo solo veía a un ser andrógino», dijo la actriz una vez superado el trance.

Después de este papel, no le llegaron ofertas de buena calidad y su frustración estuvo a punto de provocar una precoz y forzada retirada. Por suerte, Clint Eastwood la llamó para que interpretara el papel de Maggie Fitzgerald en Million Dollar Baby. En este filme Swank realiza un gran trabajo, por el cual volvió a ganar el Óscar a la mejor actriz principal.2

Hilary se casó el 27 de septiembre de 1997 con Chad Lowe (hermano menor de Rob Lowe). Sin embargo, el lunes 9 de enero de 2006, la pareja anunciaba su separación, tras más de 8 años de casados.

Con 38 años de edad, Swank ya posee dos premios Oscar y una prometedora carrera por delante. Sus últimos trabajos han sido The Black Dahlia, de Brian de Palma, The Reaping, de Stephen Hopkins y Freedom Writers.