Pequeñas estrellas: los castings infantiles

El programa docureality "Conexión Samanta" nos acerca el mundo de los castings infantiles, y nos enseña el punto de vista del niño, de los padres, de los directores de casting y de los actores que trabajan junto a estos niños.

Nadie dijo que ser actor fuera sencillo y, además, si eres pequeño, parece que el día se queda corto para ser niño. Después del colegio, los más pequeños llegan a casa y, prácticamente sin tiempo para quitarse la mochila, se encaminan a realizar la prueba. Allí les esperan horas de paciencia antes de entrar, que muchos matan jugando a la consola.

Muchas veces, la falta de tiempo lleva a las jóvenes estrellas a ensayar en el coche, pero parece no importarles porque ellos disfrutan con su trabajo. Los padres también están encantados, acudir a las pruebas es “como una droga que crea adicción”, dice una madre, al mismo tiempo que otra madre dice que ella no pudo llegar a nada, pero que está encantada “de que sus hijos puedan hacer los castings”.

La Lunares, directora de castings infantiles, tiene claro que “los padres no pueden hacer lo que quieran con sus hijos” y hay una serie de normas que deben cumplirse para poder presentarse a la prueba. La directora explica que le encanta trabajar con niños, lo peor de su trabajo es lidiar “con muchos padres”.

No hay cifras concretas de lo que se puede ganar tras superar un casting y grabar un anuncio, un corto o una serie. Algunas madres hablan de 2.000 a 3.000 euros, otra nos habla de 10.000 euros y la madre de Javier Villalobos, actor en “Tierra de Lobos”, nos dice que incluso da “para comprarse un apartamento en Torrelodones”.

Los castings infantiles pueden resultar polémicos, algunos lo ven como una manera de explotación infantil. Algunas familias no hablan del tema porque evitan justamente que les digan que es explotación. Los padres consideran que quien lo ve así, “no es más que por envidia”...

Y tú, ¿qué opinas sobre los castings infantiles?

Pequeñas estrellas: los castings infantiles

Warning: file_get_contents(http://vimeo.com/api/v2/video/37915053.php): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/clande8/public_html/templates/clandestino/html/layouts/joomla/content/video_play.php on line 126
Watch the video

Pequeñas estrellas: los castings infantiles

El programa docureality "Conexión Samanta" nos acerca el mundo de los castings infantiles, y nos enseña el punto de vista del niño, de los padres, de los directores de casting y de los actores que trabajan junto a estos niños.

Nadie dijo que ser actor fuera sencillo y, además, si eres pequeño, parece que el día se queda corto para ser niño. Después del colegio, los más pequeños llegan a casa y, prácticamente sin tiempo para quitarse la mochila, se encaminan a realizar la prueba. Allí les esperan horas de paciencia antes de entrar, que muchos matan jugando a la consola.

Muchas veces, la falta de tiempo lleva a las jóvenes estrellas a ensayar en el coche, pero parece no importarles porque ellos disfrutan con su trabajo. Los padres también están encantados, acudir a las pruebas es “como una droga que crea adicción”, dice una madre, al mismo tiempo que otra madre dice que ella no pudo llegar a nada, pero que está encantada “de que sus hijos puedan hacer los castings”.

La Lunares, directora de castings infantiles, tiene claro que “los padres no pueden hacer lo que quieran con sus hijos” y hay una serie de normas que deben cumplirse para poder presentarse a la prueba. La directora explica que le encanta trabajar con niños, lo peor de su trabajo es lidiar “con muchos padres”.

No hay cifras concretas de lo que se puede ganar tras superar un casting y grabar un anuncio, un corto o una serie. Algunas madres hablan de 2.000 a 3.000 euros, otra nos habla de 10.000 euros y la madre de Javier Villalobos, actor en “Tierra de Lobos”, nos dice que incluso da “para comprarse un apartamento en Torrelodones”.

Los castings infantiles pueden resultar polémicos, algunos lo ven como una manera de explotación infantil. Algunas familias no hablan del tema porque evitan justamente que les digan que es explotación. Los padres consideran que quien lo ve así, “no es más que por envidia”...

Y tú, ¿qué opinas sobre los castings infantiles?