¿Eres demasiado mayor para hacerte actor?

Votos 3

Valoración: 93.75% - 709 votos

P: ¿Hay una edad en la que se puede ser demasiado mayor para empezar como actor? Tengo 42 años y ahora he podido reunir el coraje y el tiempo suficiente para asistir a clases de interpretación. –Brandy T.


No eres demasiado mayor para aprender arte dramático. Disponer de tiempo y valentía (y, con probabilidad, también de recursos económicos) para perseguir tus aspiraciones es una situación privilegiada para cualquier actor principiante. Los años de experiencia vital en la que puedes apoyarte serán una clara ventaja y un inconmensurable regalo al inicio de tu nueva aventura.

A los 42, probablemente se es más consciente de uno mismo que cualquiera que cuente con menos años. A estas alturas ya sabes que no eres el centro del universo. Conoces el placer del amor y el dolor que provoca enamorarse de la persona equivocada. Has vestido de luto por la muerte de un ser querido. Has sido el héroe, el tipo malo, el cabeza de turco y el compañero de fatigas, y has estado dando vueltas el tiempo suficiente como para comprender la enrevesada danza que representan las relaciones interpersonales. Has conocido el entusiasmo que se siente al conseguir algo que se desea desesperadamente y también la aplastante decepción que conlleva el fracaso.

Además, es muy posible que ya hayas aprendido que establecer objetivos y esforzarse duro para alcanzarlos es lo que distingue a los triunfadores del resto del grupo. Eres más propenso a sentirte motivado para aprender, a ser menos influenciable, y a tener un poquito más de paciencia. Has cometido un montón de errores y has aprendido a "levantarte, sacudirte el polvo y empezar de nuevo". 

Lo más importante es que tus años de experiencia te han aportado ¡algo que decir! Las decisiones que has tomado han hecho de ti quien eres y te han proporcionado un punto de vista único y personal. Las lecciones que has aprendido montando un negocio, criando una familia o cuidando a un padre enfermo te han trasmitido una conciencia muy difícil de alcanzar sin haberlo vivido. Todo eso suma profundidad a tu trabajo como actor. 

Cuando te preguntes si eres demasiado viejo, recuerda que John Mahoney, ganador de un Premio Tony, empezó a estudiar interpretación a los 37 años para acabar teniendo una dilatadísima carrera como actor tanto en cine como televisión. La ganadora de dos Emmy, Kathryn Joosten, comenzó haciendo obras de teatro aficionado a los 42 años. El Coronel Sanders creó Kentucky Fried Chicken a la edad de 66 años y Peter Roget publicó el primer Tesauro moderno a los 73 años. 

Así que sal ahí fuera y explora a fondo esto que te apasiona.

Todd Etelson

Philip Hernández es coach de actores y actor en activo afincado en Nueva York. Con más de 30 años de experiencia actuando tanto en teatro como frente a la cámara se dedica a formar y entrenar a otros actores, muchos de ellos profesionales conocidos de Broadway, el cine y la televisión.