5 Cosas que debes saber cuanto antes sobre tu carrera actoral

Existe una cantidad enorme de cosas que vas a tener que saber para ser actor, pero de momento te dejo cinco lecciones que a mi me hubiera encantado conocer al empezar mi carrera actoral.

1. Conoce bien tu perfil
Sin ninguna duda, en la escuela habrás aprendido (o estarás aprendiendo) a interpretar cualquier tipo de personaje (incluso a enriquecerlo, a explorarlo, o a hacerlo crecer). No obstante, ahí afuera, en el mundo real, es muy poco probable que acabes interpretando, así en general, papeles que no se ciñan de forma bastante estricta a tu edad, tu estatura, tu peso, etcétera. Por eso es muy importante tener una idea meridianamente clara sobre quién eres cuando entras en una sala de castings y qué significado tiene eso respecto a los personajes a los que vas a poder aspirar.

Eso requiere un gran esfuerzo, hacer un examen de conciencia y pedir a tus amigos, a maestros, a representantes y a directores de casting que te ofrezcan sus opiniones más contundentes y honestas sobre qué tipo de perfil REAL das... Además, tu book de fotos tiene que reflejar justo eso. Tienes que estar muy bien preparado para interpretar cualquier tipo de personaje, pero no vas a conseguir esos papeles a menos que antes hayas conseguido los papeles para los que das el perfil exacto. Y hayas demostrado defenderlos más que bien.

2. El primer año es el más duro
Si crees que la escuela es dura, espérate a poner un pie en el mundo laboral real. Lo que suelo escuchar con más frecuencia de mis antiguos alumnos es: “Vale. Sabía que esto iba a ser complicado. Pero lo cierto es que no imaginaba que iba a ser tan, tan, tan complicado”. Esta industria no es para los débiles de corazón. Es necesario esforzarse mucho, trabajar muy duro y tener una gran cantidad de autoconfianza, tan sólo para lograr subir un peldaño de la larguísima escalera que tienes que subir si quieres llegar a vivir de esto. Aprender a ser paciente y a saber esperar tu turno son habilidades en las que deberás trabajar a diario.

3. Es preciso trabajar en ello todos los días
Si quieres sobrevivir a los primeros años, debes trabajar en ello cada día. Si dejas las cosas al azar, siempre intentarás convencerte de que ya habrá tiempo para enviar esos emails, para hacer esas llamadas, o para leer esos libros "en cualquier otro momento". Tienes que empezar a planificar y dedicar al menos una hora al día a trabajar y ocuparte de tu negocio (porque esto, ser actor, es un negocio, lo quieras ver así o no). Cada uno de los días que hayas dedicado a hacer al menos una cosa para tu carrera será un gran día bien aprovechado. Esto implica ir a castings, mandar tu material a agencias o representantes, etc. Pero también incluye hacer ejercicio, comer de forma saludable, ir a ver obras de teatro y cine, etc. Tu tarea consiste en aprender todo sobre este negocio. Es fácil aprenderlo, pero tienes que estar dispuesto a hacerlo.

4. Los representantes, directores de casting, productores y directores no son enemigos
Sí, es cierto que todo ese entramado formado por agencias, representantes y directores de casting está montado de tal forma que habrá un montón de gente que te examinará antes de que al final te pongan delante de la persona que en realidad decidirá contratarte (o no): que suele ser el director, el productor o ambos. Sin embargo, a los primeros les interesa de verdad que la prueba te salga bien. Eso hace más fácil su trabajo. Recuerda que si tú lo clavas en la sala de castings, todos los que componen el entramado también se llevarán su mérito.

El director confia en el director de casting para que le presente nuevos talentos. El director de casting confia en tu representante (o agente) para lanzar actores nuevos. Tu representante (o agente) tendrá en cuenta la escuela en la que te formas para buscar ahí talento nuevo el próximo año. La verdad es que, de todo lo que puede suceder en una sala de castings, no existe nada más emocionante que cuando alguien al que nunca has visto antes entra y hace una prueba tan maravillosa que te deja perplejo, alucinado. Tu tarea es ser esa persona. Cuando lo eres, haces que todos parezcamos la bomba (especialmente tú). Cuesta un poco llegar a convencerse de ello, por eso tendrás que estar recordándotelo a ti mismo siempre que puedas.

5. Ser una buena persona es tan importante como ser un buen actor
Hasta cierto nivel, cualquiera de las cinco personas que mejor han superado un casting para optar al mismo personaje podría defender suficientemente bien el papel. Pero, ¿eres tú ese alguien con quien yo querría estar en la misma sala ensayando durante un mes? ¿o en un plató de rodaje durante seis meses? ¿o en una serie de televisión durante siete años? Forjarse una reputación requiere cierto tiempo. El camino para lograrlo es tratar a todo el mundo con respeto e intentando dar lo mejor de uno mismo para hacer un buen trabajo.

Se necesita perseverancia para obtener un espacio en esta industria. Si de verdad vas a empeñar tu vida para ser actor, entonces el hecho de que el primer  o los dos primeros años vayan a ser  muy complicados no representarán más que una gota en un océano.

Sé puntual. Sé profesional. Sé agradecido.

timothy davis-reed

Timothy Davis-Reed es actor de cine, televisión y teatro es también profesor de "Interpretación ante la cámara" y de "Técnicas para casting" en la Universidad Siracusa de Nueva York. Es veterano habiendo actuado en más de 150 episodios de series televisivas. Es actor regular de la serie "Sport Night" y reportero recurrente en más de 50 episodios del programa de televisión "The West Wing".

deactoresengage

 

ENTRA TAMBIÉN EN NUESTRO FORO

Y COMPARTE DUDAS, EXPERIENCIAS Y OPINIONES

CON OTROS ACTORES, REPRESENTANTES, DIRECTORES, ETC
 
 
 

EL ÚNICO FORO EN LA RED ESPECÍFICO PARA ACTORES, ARTISTAS Y TÉCNICOS DE LAS ARTES ESCÉNICAS Y VISUALES

botonengage