No vayas mostrando tu ropa interior en los castings

Hablemos sobre tu ropa interior unos segundos. Ya sé lo que piensas, ¿Mi ropa interior? ¿No es eso un poco... personal? Y de todas formas, ¿qué tiene que ver con los castings? ¿De qué modo podría esta conversación ayudarme en mi carrera de actor?

Si crees que es extraño, ahora te muestro como tu ropa interior y las vacas moradas que vuelan (¿desconcertado ahora?) pueden destruir tu casting. No, no me he vuelto majara… Sólo préstame atención unos segundos…

Antes que nada... Vacas moradas que vuelan. Es difícil no imaginárselas cuando se mencionan ¿a que si? De hecho, ahora no puedes NO pensar en las vacas moradas voladoras. Las ves con claridad. El tono exacto de morado, vacas surcando el aire. Estás, en efecto, enganchado a la imagen de las vacas moradas que vuelan.

Así que si yo te digo que te voy a contar como tu ropa interior y las vacas moradas voladoras arruinan tus castings, querrás que te cuente exactamente eso, ¿no? Por eso, si al final de este artículo NO obtuvieras lo que te he prometido, te sentirías defraudado. Podrías llegar a pensar: "Vaya, Amy solía ofrecer contenido estupendo pero en esta ocasión... hmmm... ¿igual ha perdido toda la gracia?".

Sería una absurda burla que me jugara tu confianza sólo por prometerte algo que nunca llegara a cumplir.

¡ B I N G O !

Demasiadas veces en los castings, un actor entrará en la sala de pruebas y nos dirá (a los directores de casting), exactamente, lo que van a hacer, lo que creen sobre el personaje, las características específicas que ha decidido, qué ha desayunado el personaje, y otro número indefinido de "factoides" sobre la obra o el personaje. Esta información, frecuentemente, la sueltan después de que el actor haya entrado a la sala, durante el tiempo que nosotros tenemos preparado, en realidad, para hacerle la audición y, habitualmente, la sueltan en forma de monólogo.

Estoy siendo bastante ruda, lo sé, pero quiero que te hagas una imagen de la situación. Me hago cargo de que algunas veces eso se debe a los nervios. Lo entiendo perfectamente. Pero en realidad poco importa; porque aún así puede cargarse tu casting.

He aquí dos razones sobre por qué:

1.- No necesitamos conocer esa información. Esos son tus deberes como actor. Ese es el material con el que trabajas para crear un personaje rico y completo. Eso es de lo que tú (y quizás tu coach) hablas cuando estás preparando la escena. Esos detalles intrínsecos están ahí para orientar tu interpretación, para ser la base del personaje que después traerás a la sala de castings. La ropa interior, que vistes debajo de tu fabuloso traje adecuado para el casting, si se quiere decir así.

Ropa interior. No te la pondrías por encima de tu vestido, ¿a que no? Chicas, cuando os habéis embutido en una Spanx (lo siento, chicos, concededme un segundo) y aparecéis en la alfombra roja, no os levantarías el vestido y mostrarías la Spanx ¿verdad?

No. Por descontado que no. Se supone que debe estar bajo la superficie, haciéndote aparecer impresionante y fabulosa para todo el mundo.

Lo mismo va para tus deberes. No nos cuentes nada sobre ello. Nos hace malgastar tiempo que no tenemos y nos distrae del casting. Y hey, se trata de tu ropa interior. Mantenla donde le corresponde.

2.- Podrías no llegar a hacerlo como esperas. Existe el riesgo, cuando nos explicas exactamente lo que has escogido hacer, y como lo vas a interpretar, de que nos hayas creado tantas expectativas que... bueno... no acabemos viéndolas, No podría decirte el número de veces que me habrán dicho que espere vacas moradas voladoras en un casting por parte de algún actor que aparentemente ha trabajado mucho en la escena. Y luego, hace la escena, y no aparece nada de eso. Ni rastro de vacas moradas que vuelan.  

Eso nos haces pensar que:

a) o bien no tienes capacidad para llevar a cabo lo que dijiste que ibas a hacer o

b) te crees que, en realidad, lo has hecho.

Ninguna de las dos opciones es buena, y ambas nos hacen perder la confianza en ti.

La mejor apuesta es, como siempre, mostrar y no contar. Déjate la ropa interior por dentro. Simplemente preséntate, se profesional, haz tu casting, y vete. Eso es todo. El resto es entre tú y tu coach. Déjate las vacas moradas voladoras en casa (Ahora vuelves a pensar en ellas de nuevo ¿verdad?).

Amy Jo Berman

Amy Jo Berman es ex-vicepresidenta del Departamento de Castings de HBO y durante 14 años ha supervisado las audiciones de más de 150 películas, miniseries y series. Es fundadora de "Audition Polish", una asociación dedicada a programas de entrenamiento para castings que ha ayudado a actores de todo el mundo.

×

deactoresengage

 

ENTRA TAMBIÉN EN NUESTRO FORO

Y COMPARTE DUDAS, EXPERIENCIAS Y OPINIONES

CON OTROS ACTORES, REPRESENTANTES, DIRECTORES, ETC
 
 
 

EL ÚNICO FORO EN LA RED ESPECÍFICO PARA ACTORES, ARTISTAS Y TÉCNICOS DE LAS ARTES ESCÉNICAS Y VISUALES

botonengage