21 Cosas que harán felices a los directores de casting en la sala de audiciones

Los directores de casting somos tus abogados defensores y tus portavoces. Tu trabajo se refleja en nosotros. Un magnífico trabajo tuyo consigue que nosotros nos luzcamos y que tú logres el papel. Un trabajo tuyo desconectado, dubitativo, confuso, no consigue absolutamente nada para nadie. Necesitamos que seas sensacional. Estamos aquí para salvaguardar tu arte, tu talento, y conducirte hacia dentro; no para ser obstáculos para ti. Queremos participar de tu maravilloso trabajo.

Los directores de casting te esperamos al otro lado de esa puerta –una puerta que te puedes tomar bien como un portal de acceso o bien como una barricada–. Aunque en tu mente la transformes en una película de miedo, es tu escenario, no una sala de tortura. Ya se trate de una prueba de lectura previa para un pequeño proyecto o de una sesión de casting para un señor Productor/Director super importante, este es tu momento, tu vivencia. Esta es tu oportunidad para hacer un trabajo excepcional. Entra a escena y haz el trabajo para ti mismo, por la satisfacción del trabajo en si mismo y, sí, también para colaborar con los otros profesionales y creativos que esperan aprender contigo. No pueden hacerlo sin ti. 

Aquí van algunos puntos (todos opcionales) para conseguir hacer feliz a cualquier director de casting en la sala de audiciones:

1. Acepta la invitación con gentileza y alegría. Fuiste convocado para estar aquí como nuestro invitado.

2. Ven a trabajar y no para complacernos u obtener nuestra aprobación.  

3. Entra con convicción. No te rindas tan pronto como se abra la puerta.

4. Juega en igualdad de condiciones. Todos estamos persiguiendo el mismo objetivo. Juntos.

5. No vengas con excusas de ningun tipo. Déjate la mochila fuera. Mejor aún, en casa.

6. Siéntete como en tu propia casa. Nos hará sentir mucho más cómodos.

7. Haz preguntas sólamente cuando de verdad necesites respuestas. "¿Tienes alguna pregunta?" suele ser otra manera de decir: "¿Estás listo?". No estás obligado a tener ninguna.

8. Conócete cada palabra del texto (guión) y comprende lo que estás diciendo. No tienes porque estar totalmente impregnado del guión, pero si le has dedicado algo de tiempo de calidad al material, te lo vas a saber. 

9. Haz tus deberes en casa sobre el proyecto. Esto incluye conocerse todos los personajes además del estilo y tono del espectáculo o película. Léete todo el material que pueda caer en tus manos. 

10. Toma determinaciones y asume la responsabilidad de las determinaciones que tomes. 

11. ¡No pidas disculpas!. Nunca. Por nada.

12. Ten claro lo que quieres hacer y hazlo. Además, muéstrate abierto y disponible para realizar descubrimientos. Sé consciente de que tus deberes de casa ya están hechos. Ahora deja que lo que has preparado se sume al momento.

13. No te engalanes o te líes a ti mismo con accesorios de apoyo, actividades innecesarias o bloqueos. Hazlo simple. 

14. No esperes que te dirijan, pero si lo hacen, haz caso a las pautas sin importar las que sean. Comprende de qué modo debes traducir los resultados que obtengas a través de esas directrices dentro de la acción.

15. No culpes a quien te dé la réplica. Conviértelo en la estrella de tu audición. En palabras de mi compañero y socio, Steve Braun, "deberías involucrarte completamente sin importar quién esté leyendo esas líneas. Es probable que tu interlocutor se involucre –al menos un poco– si tú estás totalmente presente y comprometido".

16. Toma decisiones específicas, personales, atrevidas. Queremos tu exclusiva voz para que le des vida al texto.

17. La quietud es poderosa. Comprende cómo hay que moverse y trabajar frente a la cámara. Elimina aspavientos, correteos de un lado a otro y andar levantándote y agachándote a lo loco.

18. No requieras mimitos, caricias o amor. Estamos aqui para trabajar. No te lo tomes como algo personal si no andamos haciéndote carantoñas. Debes saber que adoramos a los actores y ese es de verdad el motivo por el que estamos aquí.

19. Entiende que estás ahí como colaborador. Estás siendo evaluado en concepto de cómo nos entregas al personaje y sus sustancia. No es un veredicto sobre tu persona. La sentencia final es algo que está en tus manos y puedes controlar.

20. Lo que traigas se plasmará en como serás recibido, así que tráete alegría, seguridad, tranquilidad y disposición, y nuestros corazones se abrirán. 

21. Comparte tu arte por encima de todo.

Recuerda que en esas salas somos todos humanos, y que tú nos puedes conmover (influir) a un nivel emocional. Eso es lo que todos nosotros queremos. Ese es tu trabajo. Tú mostrándote absolutamente presente, sincero, entregado y vulnerable, va a ser lo que nos dará las armas necesarias para que te aclamemos con todo nuestro corazón. Todo lo que queremos desesperadamente es que realices un estupendo trabajo. Nos derretimos por eso cada vez que pasas a la sala de audiciones. Si te presentas y nos entregas tu interpretación más completa y profunda, nosotros mataremos dragones para ti y te seguiremos a cualquier parte. Y, amigo, estaremos tan felices de hacerlo. Tú tienes el poder para hacer que eso suceda. Por ti. Por nosotros. Por el trabajo. ¡Aleluya!

Tom Burke

Risa Bramon García dirige un estudio de actores en Los Angeles con su socio, Steve Braun, el "The BGB Studio - Bramon García Braun", dedicado a la trayectoria completa del actor, conectando el arte con la carrera profesional. 

×

Visita