4 Claves para dar con el fotógrafo de books idóneo

El book de fotos es la principal herramienta de promoción del actor.  Tiene que ser una presentación fiel de tu perfil y de tu imagen; servir como orientación para saber en que tipo de papeles concretos podrías encajar; poseer un halo de intriga suficiente para despertar el interés por ti de representantes, directores y/o directores de casting; y que te muestren exactamente como eres en uno de tus mejores días. Para conseguir todo eso en una sesión de fotos, necesitas a un fotógrafo que no sólo cuente con cierta habilidad y talento sino que además esté dispuesto y sea capaz de ayudarte a alcanzar dichos objetivos.

En esta era digital en la que vivimos, en la que cualquier persona sólo por disponer de una cámara fotográfica y un ordenador puede autoproclamarse "Fotógrafo" ¿cómo puede uno encontrar al más adecuado de verdad? Del mismo modo que sucede en cualquier ámbito de este sector nuestro (el actoral), se requiere invertir cierto esfuerzo. Si estás dispuesto a ponerte manos a la obra, te ofrezco cuatro pautas que te servirán de ayuda durante el trayecto.

Una magnífica página web no significa necesariamente que sea un magnífico fotógrafo

Cualquier persona con conocimientos informáticos puede montar una página web preciosa, pero ¿en realidad eso representa al fotógrafo y su trabajo? Es difícil determinar si esas "preciosas" fotos representan de forma realista a los actores que aparecen en ellas. Tampoco puedes nunca tener la garantía de que las fotos de esa web pertenecen al ese fotógrafo en particular. Me he encontrado con varias fotos mías (hechas por mi) en numerosas páginas de fotógrafos, ¡y no he fotografíado con la mitad de ellos! No bases tu elección del fotógrafo teniendo en cuenta sólo su página web.

Una oferta espectácular es, habitualmente, no tan espectacular 

El hecho de que el primo de un amigo de tu compañero de piso realice books de fotos en el patio trasero de su casa y esté dispuesto a ofrecerte una oferta genial si te viene bien hacer la sesión este sábado, no significa que hayas conseguido un chollo. Con toda probabilidad no lo es. Si quieres jugar en las grandes ligas, tienes que conseguir las herramientas adecuadas. Eso quiere decir que tu book de fotos tiene que parecer tan pulido y profesional como los otros 2.999 books de fotos que se van a enviar para optar al mismo papel. En cualquier caso, ve y que te fotografíen en ese patio trasero este sábado. Aprovecha tanto tiempo como puedas para estar frente a la cámara y conocer tus mejores ángulos, aprender a cómo conectar con la cámara, cómo puedes resultar más comercial, cómo mostrar mejor tu perfil propio y resaltar tu imagen.  Aprende todo lo que puedas, adquiere experiencia, ahórrate dinero, y entonces vete a algún reputado fotógrafo de books con el cual obtengas buenos resultados.  

Pagar un montón de dinero no siempre significa mejores fotos

Sí, hay increibles fotógrafos que cobran unos precios elevadísimos por unos book de fotos de altísima calidad. Sin embargo, ese no es siempre el caso. Muchas veces, cuando los fotógrafos cobran tarifas exageradas, creyéndose que son mucho mejores que todos los demás, realizan un trabajo que va más dirigido a sus propios egos y que resultan menos enfocados en los actores a los que están fotografíando. Todo el mundo sabe quién ha fotografiado esos books porque al final todos acaban pareciendo iguales. Bajo mi experiencia, los fotógrafos que cobran unas tarifas intermedias (ni muy altas ni muy baratas) son los que, normalmente, se preocupan realmente de mostrar el perfil, la imagen y las características individuales de cada actor al que fotografían, y se preocupan menos de conseguir una fotos preciosísimas para que se vea "su" y colocarlas en "su" página web.  

No todos los fotógrafos son apropiados para todos los actores

Tal vez ese tipo con el que trabajas o esa chica con la que vas a clases tienen un book de fotos maravilloso que les hizo un fotógrafo en particular, pero eso no significa que el tuyo también vaya a salir tan perfecto con el mismo fotógrafo. Las sesiones de fotos son experiencias personales y emocionales. Si no te sientes cómodo, no habrá manera de que puedas exponer a tu verdadero yo delante de la cámara. Yo he visto muchas sesiones de fotos truncarse por la misma razón: la mezcla equivocada de personalidades. Por ejemplo, un fotógrafo de Tipo A no puede fotografias a un actor de Tipo A. Durante todo el tiempo estarán luchando por el control, lo que dará como resultado unas fotos con un aspecto rígido. Un actor muy novato o un actor demasiado relajado nunca deberían someterse a una sesión con un fotógrafo de Tipo A. No tienen la suficiente fuerza para imponer su individualidad y/o manejar su potencia y acaban siendo dirigidos por caminos que no son adecuados para mostrar su perfil o imagen.

Con el fin de asegurarte de que vas a estar con el más idóneo, tienes que moverte y quedar con los fotógrafos. Si no tienen tiempo para reunirse contigo, deberían estar dispuestos al menos a tener una conversación telefónica que ayude a hacerte una idea de posible relación que tendríais trabajando juntos. Cuidado con los fotógrafos que "no hacen eso" o que sólo hablan a través de sus aistentes. 

¡Y mantente atengo a otras cuatro claves que pronto expondré!

Tom Burke

Tom Burke es asesor de imagen, coach de fotografía y profesor de interpretación. Tras una exitosa carrera como modelo fotográfico y consumado actor pasó a ser el afamado entrenador para actores frente a la cámara que es ahora, además del asesor de imagen más respetado en Los Angeles. Ha sido creador del "Castable Actor", una serie de talleres, seminarios y asesoramiento diseñado para actores profesionales.