¿Por dónde empezar como actor? - 11 inestimables consejos

Sabemos que cuando uno se plantea dedicarse a esto de ser actor el dilema más habitual que nos asalta es: ¿Por dónde empiezo?

Pues bien, aquí te dejamos algunas respuestas facilitadas por profesionales de distintas áreas actorales a modo de consejos que, sin lugar a dudas, te proveerán, por lo menos, de cierta perspectiva.

Carolyne Barry, profesora de interpretación ante cámara y para publicidad en Los Angeles

Yo soy absolutamente partidaria de empezar planteándote primero la siguiente pregunta: ¿Actuar es para mi una forma de autoconocimiento, un hobby o una carrera profesional? Es más fácil saber por dónde empezar cuando sabes hacia dónde quieres dirigirte (por lo menos al principio del camino).

De cualquier modo y sea cual sea tu respuesta, yo te sugeriría empezar apuntándote a clases de interpretación. Busca información y haz tu propia valoración, después selecciona el método (o técnica) y el profesor con el que quieres entrenarte. Una vez hecho, comprométete a esas clases durante al menos 6 meses. Si ves que te encantan entonces continúa, y en cuanto puedas añade clases de improvisación y algún taller de técnicas de casting para ver si pueden interesarte otras ramas de la interpretación.

Si estás barajando mudarte y formarte fuera, creo que deberías considerar con fuerza (principalmente si estás pensando en esto como tu carrera profesional), irte a una gran ciudad como Madrid, Londres o incluso Nueva York o Los Angeles y prepararte profesionalmente.

Steve Braun y Risa Bramon Garcia (The BGB Studio)

Las batallas se ganan siempre iniciándolas, así que empieza por el principio. No te enredes pensando en el final de la partida -los representantes, el estrellato, los contratos, los premios, etc. Empieza tomándote cada oportunidad de actuar por el propio placer de hacerlo -en clase, en una obra de teatro, en algo que estés rodando por tu cuenta-. Cuando eres constante, los trabajos importantes llegan por si solos. Nosotros sabemos de buena tinta que es totalmente cierto y vemos constantemente como sucede.

Jeremy Gordon, director de castings en Los Angeles

Existen cientos de formas diferentes de empezar, todas ellas dependientes de 100 factores distintos. De cualquier modo, hay algunas cosas en común que tener en cuenta. La más importante: Aparca las prisas. Esto es un negocio (tú eres el negocio) que requiere tiempo para establecerse. Imponte metas razonables y que puedas alcanzar, como encontrar las mejores clases para ti y empezar a trabajar tus habilidades, capacidades y creatividad. No te angusties ni te estreses a ti mismo con la idea de empezar a presentarte a audiciones y que te conozcan los directores de casting ya. Organízalo todo concienzudamente antes de exponerte a ti mismo ahí fuera, con la sana intención de poder causar la mejor primera impresión que puedas. Prepárate al cien por cien para cuando te presentes a tu primer casting (o entrevista). Hazte un book de fotos y un currículum lo más perfectos posible. Como todavía no dispondrás de videobook haz lo siguiente: móntate una página web o una página de Facebook (no un perfil normal de amigos) y preséntate lo mejor que puedas. Añade lo que tengas que ayude a venderte. Por último, no te enfoques sólo en la parte artística y talentosa de este negocio. También debes comprender la parte más empresarial del negocio. Ah... y diviértete. No durarás mucho en esto si no disfrutas de toda la locura que, tenlo por seguro, va a venir. Dicho con todo el cariño. 

David Patrick Green, fundador de Hack Hollywood

Me encanta poder dar mi punto de vista sobre esta cuestión porque casi todo nuevo actor empieza el camino con el pie equivocado. Arrancan haciendo cosas sin plantearse porqué las están haciendo, lo que casi siempre acaba en un camino demasiado azaroso o, incluso y en la mayoría de casos, en una carrera inexistente.

El lugar para dar comienzo a tu carrera de actor está en ti mismo. Se parece mucho a realizar ejercicios en un campo de minas; los latidos de tu corazón no tienen que importarte mucho cuando el primer movimiento erróneo puede llevarte al desastre. Si no sabes a dónde te están llevando tus actos, detén todo y aclárate acerca de lo que realmente quieres. Si eso lo tienes claro, el resto será fácil. Te ahorrarás una fortuna en tiempo y dinero si te limitas a hacer lo estrictamente necesario para lograr tu meta particular.

Hay muy poquitos obstáculos entre tú y cualquier meta que se te ocurra, así que si tienes la meta clara terminarás teniendo un camino bastante despejado. La clave está en no preguntarle a otro/s qué debes hacer, sino preguntártelo a ti mismo. Tú posees todas las respuestas; las verás si simplemente te detienes a reflexionar.  

Ojalá tu próxima duda sea, "Ahora que sé cuál es mi sueño como actor, ¿qué hago ahora?". Lista para ser contestada cuando tú estés listo. 

Amy Lyndon, profesora de interpretación y creadora de The Lyndon Technique

Antes de nada pregúntate a ti mismo: ¿Me voy a tomar esto como un hobby o como una carrera profesional? Si la respuesta es una carrera profesional, entonces investiga por ahí y encuentra al mejor profesor para empezar ya. Mientras te entrenas intensivamente, empieza a ver bastante televisión y resuelve dónde encajas en esta industria. Entonces hazte buenas fotos que reflejen lo que estás vendiendo y exponte ahí fuera. Y practica. Ve construyendo tu currículum y móntate un videobook (o un DobleRol). Cuando te sientas listo para trabajar en serio y hayas juntado un buen material, busca representante. Continúa practicando y formándote durante toda tu carrera hasta que te mantengas trabajando de manera constante. Cuando tus trabajos estén compilados en IMDb, entonces estarás de camino a ser tu propia empresa. Puedes ser una gran empresa o una empresa pequeña -dependerá de lo duro que estés dispuesto a trabajar y esforzarte o no-. Un trabajo no es una carrera. Imponte metas y alcánzalas. Cuando lo logres estarás en la brecha hacía una carrera de verdadero éxito.

Anthony Meindl, coach de actores en Los Angeles

Lo más importante es que cuando te decidas a dedicarte a la interpretación, te lances con toda conciencia. No puedes limitarte a mojarte los dedos en la piscina, tienes que tirarte de cabeza, sin reparos. Esto es imperativo si de verdad quieres darte la oportunidad de llegar a trabajar en esto y tener éxito. Una vez tomada la decisión, investiga el sector actoral tanto como puedas. Cualquier duda sobre actuar, sobre agencias/representantes o sobre escuelas/formación puede ser resuelta de forma casi inmediata; vivimos en una época mágica en la que tenemos a nuestra disposición una cajita donde dejas tu pregunta y encuentras rápidamente respuesta: Internet (y específicamente en foro.deactores.com). Después de eso, puedes informarte y valorar tantas escuelas de interpretación como te apetezca hasta encontrar la que más te convenga a ti. Allí conocerás a otros actores, hasta quizás realicéis proyectos juntos, y experimentarás, de primera mano, la verdadera esencia de actuar. ¡Descubrirás que es un trabajo en equipo! Y recuerda siempre esa sensación de tomar riesgos -de ir a por todas- porque es algo especial y será, al fin y al cabo, lo que te sostendrá en este viaje que emprendes. 

Paul Barry, profesor de interpretación australiano en Los Angeles

¿Debería un actor empezar por asistir a cursos? ¿Por montarse un grupo de teatro amateur? ¿Por participar en cortometrajes? Supongamos que tu médico te sugiere que el único modo para mejorar tu salud es a través de ejercicios cardiovasculares. Sin sangre bombeando a través de tu corazón, o sin pulmones potentes para oxigenar tu sangre, o sin extremidades flexibles con las que salir a por comida que te aporte energía, no podrías obtener los resultados que buscas. ¿Lo primero en lo que se enfoca un actor es los  objetivos? ¿en la caracterización? ¿en la imaginación? ¿en las marcas? ¿en la escucha?... ¿¿¿Cómo podría uno separar todo eso??? Simplemente empieza por donde puedas, pero recuerda que de lo que se trata es de hacer crecer un sistema orgánico que trabaje conjuntamente para que todo funcione. Justo como el mismo cuerpo humano, que funciona increíblemente genial.

Joseph Pearlman, coach de actores en Los Angeles

Encuentra unas clases de interpretación en las que puedas levantarte de la silla y trabajar en el escenario cada semana. En mi Estudio, cada actor sale de cada clase habiendo experimentado un nuevo avance interpretativo innegable.

Rechaza la mentalidad "de rebaño" y deja de escuchar lo que otros actores te dicen que debes hacer. Rechaza absurdas etiquetas tan rancias como "eres este tipo de actor" u otras definiciones encorsetadas que sólo sirven para encasillarte o ahogar tu originalidad.  No existe una talla-única-para-todos que sirva para consolidar una carrera actoral importante; debes forjar tu propia carrera artística a tu manera y crear tus propias oportunidades actorales.

Abrázate a tu personalidad; es tu arma secreta y tu mejor herramienta como actor.

Mira las grandes películas clásicas y los programas de televisión míticos que ayudaron a construir esta industria. Ésta es una nueva época dorada para las series de televisión y deberías sacar tiempo para ver todo lo que puedas y hacerte una idea de dónde crees que puedes encajar. 

¡Y deja de buscar representante! La mayoría de actores se creen que tener un representante o un agente es la píldora mágica. No, no lo es. Tener representante te puede adormecer con la falsa idea de que te están presentando para todos los personajes para los que tú eres el actor ideal. Créeme, eso no ocurre. Nada significativo de verdad te caerá del cielo. Debes ser siempre y en todo momento muy constante y tenaz creando tus propios proyectos y relacionándote con profesionales de la industria.

John Swanbeck, autor y director en Los Angeles

Empieza desarrollando lo que yo llamo “personajes de mercado específico”. Imagínate todas las películas y series de televisión que se están produciendo como si fueran una gran tarta. Pregúntate a ti mismo cual es el trozo más grande del pastel en el que encajas. Empieza a desarrollar un repertorio de personajes de mercado específico que encajen en ese trozo de tarta. En mi opinión personal uno de los mayores errores que cometen los actores que están empezando es presentarse como actores que pueden interpretarlo todo y cualquier cosa. El problema es que las personas que contratan a los actores no dispondrán de tiempo para andar descifrando qué hacer contigo, y si disponen de tiempo tampoco lo invertirán en eso. Eres tú quien debes mostrarles como verte, como acordarse de ti y en qué proyecto les puedes encajar. A medida que tu carrera actoral crezca, irás teniendo más opciones para realizar los proyectos y los personajes que desees, pero al principio llegarás más lejos y conseguirás más cosas si te conviertes a ti mismo en tu "marca".  

Ilene Starger, director de castings en Nueva York 

A menudo, los actores se centran principalmente en cuestiones como "¿Cómo consigo un representante?" o "¿Cómo consigo un papel importante?", pero quizás la primera pregunta que deberían hacerse, sobre todo si están empezando, sería "¿Por qué quiero ser actor?". Si es por el proceso y el trabajo en sí, fenomenal; si es por los flashes y llegar a ser famoso, va a ser una meta mucho más complicada además de que, lo más probable, sólo te conduzca a la decepción. Pregúntate a ti mismo en qué género interpretativo estás más interesado -teatro, cine, televisión, monólogos cómicos, etc- y luego podrás marcarte metas pequeñas para ti mismo. Busca clases de teatro, clases de cine, proyectos de estudiantes, producciones de teatro de barrio. Lee y estudia tanto como puedas. Trata de encontrar personas con ideas afines -otros actores, escritores, etc- que también quieran dedicarse al arte y la creatividad. Antes de siquiera ponerte a pensar en trabajos importantes y/o encontrar representante, asegúrate de que estás preparado, en el mismo sentido en el que se preparan los atletas. Debes tener habilidades/cualidades demostrables que hagan a la gente querer contratarte. En primer lugar, asegúrate de que te encanta actuar y de que verdaderamente tienes algo de talento para ello. A continuación, sigue estudiando, perfeccionando tus capacidades y ampliando tu base de contactos, y a partir de ahí el trabajo y el placer del proceso irán llegando. Soñar es maravilloso y es importante tener sueños, pero la realidad ha de tenerse también muy en cuenta. 

Douglas Taurel, director y actor en Nueva York

En mi faceta de actor, si yo tuviera la oportunidad de volver atrás y poder hacer las cosas de manera distinta a como las hice, así es como lo enfocaría:

1. Buscaría al mejor coach o profesor de interpretación y daría clases intensivas sueltas con él en lugar de asistir a uno de esos cursos regulares de varios años. Es cierto que un actor debe entrenarse durante toda su vida pero tampoco es una carrera de abogado en la que tiene que estudiar temarios y temarios, sino que sólo necesita desarrollar su herramienta principal: él mismo. El dinero es muy importante en esta carrera, es por ello que hay que saber invertirlo muy bien, y los cursos regulares no son, ni mucho menos, la mejor inversión.

2. Dependiendo de cuáles sean tus objetivos, no te presentes a audiciones para directores de casting o directores importantes de verdad hasta que te sientas muy seguro y confiado con tu técnica y tu material. Muchos te dirán que se aprende a través del trabajo pero, en mi opinión, ese es un mal consejo si estás comenzando y eres joven. Exponerte delante de directores de castings y directores serios sin estar bien preparado podría causar que posteriormente te pases muchos años sin ponerte frente a ellos, si haces un mal trabajo. Empieza más lento y subirás más rápido. Por descontado si se tratara de un corto de estudiantes o proyectos por los que no te pagarán, hazlos y adquiere experiencia.

3. Una vez que estés preparado (y puede tomarte un año o dos estar realmente preparado) hazte un book de fotos de calidad que te muestre como eres (nada de retoques ni photoshop, nunca).

4. Hazte una web en la que exponer tu currículum y fotos. Y si es en un portal de actores serio e importante que conozca todo el mundo del sector, mejor que mejor. 

5. Céntrate sólo en los teatros, directores y directores de casting con los que sientas que estarías bien trabajando. No hagas un emailing masivo mandando tu material a todos y cada uno, puesto que será una gran pérdida de tiempo y de dinero.

6. Encuentra un compañero y ensaya con él tus monólogos o escenas de Tv y cine una vez a la semana. Cuanto más practiques, más confianza tendrás y más trabajo conseguirás. 

7. Y ahora ya, a hacer castings!

8. ¡Y ten la piel bien gruesa, gruesa, gruesa, gruesa, gruesa y no te tomes nada de forma personal! 

Por supuesto, siempre hay excepciones para cualquier regla, y en este negocio existe una regla segura que te lleve al éxito, pero creo que estos pasos son una base sólida con la que empezar. ¡Mucha mierda ahí fuera!